Menu
21/09/2019
A+ A A-

El Papa Francisco nombra a un nuevo Cardenal en Cuba

Será elevado al Colegio Cardenalicio del Vaticano con otros 12 jerarcas de la Iglesia Católica.

La Habana, Sept. 3 (DP.net).– El Papa Francisco ha nombrado Cardenal al actual Arzobispo de La Habana, Monseñor Juan de la Caridad García Rodríguez, Mons. Juan de la Caridad García RodríguezMons. Juan de la Caridad García Rodríguezquien pasará a ser miembro del Colegio Cardenalicio el próximo 5 de octubre.

El anuncio lo hizo el Papa Francisco este domingo tras el rezo de la Oración del Ángelus en la Plaza de San Pedro del Vaticano, en el que formuló un llamado a la generosidad y la humildad.

"El próximo 5 de octubre celebraré un consistorio para el nombramiento de 10 nuevos cardenales. Su procedencia expresa la vocación misionera de la Iglesia", dijo el Sumo Pontífice antes de dar lectura a los nombres de los 13 prelados, tres de los cuales no serán electores por motivos de edad, según aclaró la Agencia Católica de Informaciones (ACI Prensa).

Este será el tercer cardenal en alcanzar esa jerarquía en Cuba, desde el nombramiento de Mons. Manuel Arteaga Betancourt, el primer cubano elevado al Colegio Cardenalicio el 18 de febrero de 1946 por el Papa Pío XII, hasta su fallecimiento en 1963. Años después, el Papa Juan Pablo II ordenaría Cardenal a Jaime Ortega y Alamino el 26 de noviembre de 1994, quien falleció hace pocos meses.

Los otros prelados nombrados Cardenales fueron el presidente del Pontificio Consejo para el Diálogo Interreligioso, Monseñor Miguel Ángel Ayuso Guixot (España); el Bibliotecario de la Santa Romana Iglesia, Monseñor José Tolentino Mendoça (Portugal); el Arzobispo de Jakarta, Monseñor Ignatius Suharyo Hardjoatmodjo (Indonesia); el Arzobispo de Kinshasa, Monseñor Fridolin Ambongo Besungu (República Democrática Del Congo); el Arzobispo de Luxemburgo, Monseñor Jean-Claude Höllerich; el Obispo de Huehuetenango, Monseñor Alvaro L. Ramazzini Imeri (Guatemala); el Arzobispo de Bolonia, Monseñor Matteo Zuppi (Italia); el Arzobispo de Rabat, Monseñor Cristóbal López Romero (Marruecos), y el subsecretario de la Sección Migrantes del Dicasterio para el Servicio del Desarrollo Humano Integral, Michael Czerny (República Checa).

A su vez, fueron elegidos como cardenales no electores, el Arzobispo Emérito de Nepte, Monseñor Michael Louis Fitzgerald (Túnez); el Arzobispo Emérito de Kaunas, Monseñor Sigitas Tamkevicius (Lituania); y el Obispo Emérito de Benguela, Eugenio dal Corso (Angola), que no votarán en el próximo cónclave por superar la edad establecida.

El Colegio Cardenalicio, o Sacro Colegio, está integrado por todos los cardenales de la iglesia Católica alrededor del mundo (118 cardenales electores y 100 no electores, además de los 10 electores y los 3 no electores que se sumarán en octubre) y su principal función es elegir al nuevo Papa en caso de fallecimiento o renuncia, y ofrecer a este asesoría eclesiástica.

El nuevo Cardenal cubano, Mons. García Rodríguez, nació en Camagüey el 11 de julio de 1948, fue ordenado sacerdote el 25 de enero de 1972 y ha sido Arzobispo de La Habana desde el 22 de mayo de 2016. En febrero de 2007 fue nombrado por el Papa Benedicto XVI como miembro del Pontificio Consejo para la Justicia y la Paz (Justicia y Paz). Su lema de episcopado es: "Ve y anuncia el Evangelio".

Se le critica en algunos círculos porque en ocasión de haber sido nombrado Arzobispo de La Habana, declaró su deseo de que en Cuba "no haya un capitalismo, ni nada por el estilo, sino que el socialismo progrese", para "ir hacia delante, en una sociedad más justa y equilibrada". Por otra parte, aunque en su trayectoria en Camagüey se mantuvo al margen de los sectores "independientes" o disidentes, también mantuvo distancia de cualquier servil politiquería con el Gobierno. Además, analistas y prelados que lo conocen subrayan su lado “pastoral” y “misionero”, frente al perfil más político que caracterizó al Cardenal Ortega. Es “el que necesita la Iglesia en este momento, especialmente la Iglesia habanera”, declaró el director de la revista cubana “Convivencia”, el renombrado laico católico Dagoberto Valdés, en ocasión del nombramiento de García Rodríguez como Arzobispo en 2016. 

Una fuente muy confiable que consultamos y que nos pide no ser identificada por motivos de seguridad, nos dice lo siguiente desde Cuba:

«Conozco muy bien al nuevo Cardenal. Nada que ver con el anterior. Esa cita sacada de una de sus declaraciones en 2016 fue una pifia de un hombre que no es político; y la periodista de AP, que también conozco por sus enredos, lo cogió de atrás para alante, como se dice. Nada que ver con eso de socialismo: su padre fue preso político y él es hombre de Dios y de Iglesia. Su actitud y actuación con opositores lo demuestran.

»En conversación privada ha dicho que lo que quería decir es la segunda parte de esa cita: "ir hacia delante, en una sociedad más justa y equilibrada". Pero ya no hay como borrar la frase fatal, y los interesados anticlericales que ni lo conocen ni lo han escuchado nunca, intentan descalificarlo por una frase, echarle arriba la carga de su antecesor y como fin último, tratar de sacar a la Iglesia de la esfera pública.

»Ayer mismo [2 de septiembre] una reconocida opositora, Ileana Hernández, lo ha felicitado en Facebook, que es la red más leida en Cuba, recordando que Mons. Juan la fue a rescatar literalmente de la capilla del cementerio de Colón donde tuvo que refugiarse huyendo de las hordas de la Seguridad del Estado que querían apresarla porque había ido ese día 21 de julio a llevarle flores a Payá." 

»También el ahora Cardenal ha recibido y defendido a Damas de Blanco y otros opositores. Creo injusto y mal intencionado, con propósitos antieclesiales, los que, incluso antes de su investidura, se apresuran a denigrarlo. Sabes que he sido uno de los segregados por el anterior y te puedo decir con la mano en la Biblia que este está en las antípodas de aquel que en paz descanse: pastoral, sencillo, misionero, sin ambiciones políticas, nada de socialista, y por eso fue nombrado por Benedicto para JUSTICIA Y PAZ.»