Menu
22/02/2020
A+ A A-

REPÚBLICA DOMINICANA: BUENOS RESULTADOS Y AUSPICIOSOS PRONÓSTICOS

Este martes, se celebró la tradicional rueda de prensa convocada por el Gobernador del Banco Central Héctor Valdez Albizu para ofrecer los datos sobre el comportamiento de la economía durante el pasado año 2019. De la misma participaron también  el Ministro de Hacienda, Donald Guerrero y funcionarios y asesores de la institución.

Durante su exposición, el licenciado Valdez Albizu informó que el crecimiento de la economía se situó en el rango de 5.1 por ciento. Esta cifra es superior a todos los demás países del continente y resulta cincuenta veces superior  del promedio regional estimado por la CEPAL que es de 0.1.   Supera también el promedio mundial de 2.9, más que duplica el de los propios Estados Unidos cuya economía creció en un 2.3 y  es más de cuatro veces y media mayor que el de la zona euro, que registra  apenas 1.2.

Este crecimiento, según explicó, se vio sustentado principalmente por la inversión y el consumo del sector privado, que explican más del 85 por ciento de la demanda interna.  Las actividades económicas que registraron mayor incremento relativo en términos de valor agregado fueron la Construcción  (10.5 %), los Servicios Financieros (9.0%) y Energía y Agua (7.4%).  Valdez Albizu hizo notar que a pesar de la intensa sequía, la agropecuaria registró un alza de 4.1%.

Otros indicadores de importancia a resaltar: El crédito privado más que triplicó la liberación del encaje legal llevada a cabo por el Banco para dinamizar el movimiento económico, alcanzando un aumento interanual  de 103 mil 304 millones de pesos, y la cartera de crédito creció el 11.7% equivalente a más de 127 mil 668 millones de pesos. La inflación se mantuvo en un dígito bajo: 3.66 por inferior al 4,  rango meta fijado por el FMI.

El país ingresó divisas por 30 mil 626 millones de dólares, por vía del crecimiento de las exportaciones, las remesas y la inversión extranjera directa, en tanto el turismo, pese a la feroz y mendaz campaña mediática sufrida durante los primeros meses del 2019,registró una baja de 92.6 millones, muy inferior a lo esperado.

En cuanto a las reservas internacionales alcanzaron la cifra sin precedentes de 8 mil 781 millones 800 mil dólares, lo que representa alrededor del 10 por ciento del PIB. Nunca antes habían alcanzado este rango, considerado óptimo por el propio FMI.  Esa reserva resulta suficiente para financiar 4.9 meses de importaciones, permitiendo disponer además de una sólida cobertura para enfrentar cualquier inesperada eventualidad externa, pongamos por caso una inusitada alza desbordada en el precio del petróleo.

Otro importante aspecto resaltado en la rueda de prensa fue la liquidez y elevada rentabilidad de la banca nacional cuyo nivel de solvencia alcanza al 17.2 por ciento. Esta cifra es muy superior al requerimiento legal del 10 por ciento, permitiendo liberar parte del encaje como hizo la entidad el pasado año a fin de dinamizar la economía en un momento en que se encontraba estancada. El índice de morosidad fue de apenas el 1.6 por ciento.

En el plano social, factor de suma importancia resultó la creación durante el año de 133 mil 713 nuevos empleos, con lo que el  total del período 2012 a 2019 alcanza a 889 mil 986. La tasa de desocupación abierta, o sea, de personas en busca de empleo de 5.9 por ciento, resultó significativamente inferior al promedio de la región que la OIT ubica en alrededor de un 8 por ciento.

Con vistas al año en curso, ya con anterioridad,  el Gobernador Valdez Albizu había adelantado que el estimado de crecimiento es de un 5 por ciento,  a pesar de la intensa actividad política focalizada en el primer semestre.  A la vez garantizó que se mantendrá la estabilidad macroeconómica, que la inflación se mantendrá en un dígito bajo y que  la tasa del divisa tenderá a bajar como resultado del gran flujo de dólares a recibir como resultado de la colocación de los bonos soberanos, lo que a su vez deberá reflejarse en una baja en el costo de la vida.

Son buenos resultados y auspiciosos pronósticos.  Si bien persistirán quejas de quienes, con sobrada razón, argumentarán que no ven reflejados los efectos de  cifras tan positivas del cierre del año en sus ingresos personales y familiares y su nivel de vida. Pero tan justificada queja no desdice en lo absoluto del crecimiento de la economía que es real, sino que se contrae a la necesidad de lograr una mejor y más equitativa distribución de la riqueza de tal manera que no quede concentrada en pocas manos y el bienestar llegue a un mayor número de hogares, a través de la implementación de una adecuada política económica, lo que escapa a las funciones y control del Banco.