Menu
15/01/2021
A+ A A-

Columnistas invitados/Guest columnists

¡Cero vacunas para los cubanos!

El castrismo sólo ofrece los candidatos vacunales nacionales y desdeña los ya aprobados internacionalmente

El miércoles 30 de diciembre el doctor Francisco Durán ofreció una conferencia de prensa televisivadonde alertaba sobre la situación epidemiológica ante la proximidad de las fechas festivas de diciembre. Ese día, el facultativo abundó en algo que ya sabíamos: el “incremento de los casos” de COVID-19 por el restablecimiento de los vuelos internacionales y el consiguiente aumento de visitantes (muchos —por cierto— de países con alta incidencia del virus, como Rusia y Estados Unidos).

Sin embargo, en aquella ocasión Durán nada significativo dijo sobre un aspecto de especial importancia: la vacuna contra la pandemia. Sobre ese tema se limitó a mencionar a “algunos países” (México, España, Estados Unidos, Rusia) que han iniciado la inoculación masiva. En este terreno, el simbólico “batón” fue recogido en persona por el señor Miguel Díaz-Canel Bermúdez.

Según Granma, el Presidente de la República, durante una visita al Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología (CIGB), expresó a los trabajadores: “Contamos con ustedes para que también en 2021 podamos seguir cosechando éxitos”. A la luz de esas expectativas, lo único razonable que debemos esperar es que esos “éxitos” se produzcan, y que el Jefe del Estado se declare complacido con los trabajadores del CIGB.

El martes 29, el propio Granma comentó la visita del mismo mayimbe al Instituto Finlay: Las vacunas Soberanas avanzan de manera importante. El órgano propagandístico del castrismo alude a lo declarado por el director de la institución, doctor Vicente Vérez Bencomo, sobre el par de candidatos vacunales más avanzados (de los cuatro con que —dicen ellos mismos— cuenta el país): “La 01 va terminando la fase uno y la 02 entra en la fase dos”.

El mismo órgano de manipulación y propaganda (que no de información) concluye: “El Director General del Instituto Finlay ratificó la capacidad del país para inmunizar a la población cubana contra el virus del SARS-COV-2 en el primer semestre de 2021”.

Add a comment Leer más...

La libertad en el siglo de los totalitarismos

“Fuimos los primeros en afirmar que conforme la civilización asume formas más complejas más tiene que restringirse la libertad del individuo”. Benito Mussolini

Rabindranath TagoreEn la India, Rabindranath Tagore fue un gran poeta y Premio Nobel de Literatura en el año 1913. Durante su existencia destacó como un símbolo de libertad, humanismo y tolerancia. La Universidad que fundó en Bengala estuvo dedicada a los ideales de libertad. Su pensamiento se construyó influido por las grandes tradiciones de la India y por las ideas liberales europeas.

Para Tagore la libertad política es insuficiente y dice que la verdadera libertad es la de la mente y del espíritu: “La libertad política no nos da, por tanto, libertad cuando nuestra mente no es libre” y luego agrega: “En los llamados países libres la mayoría de las gentes no son libres; se hallan empujadas por la minoría hacia un objetivo que ni siquiera conocen”.

Por otra parte, Mohandas Karamchand Gandhi (1869-1948) fue reconocido mundialmente como el prócer de la independencia y el Padre de la India libre, moderna y democrática con su estrategia de la No-Violencia: “El fundamento de nuestro movimiento descansa en la no-violencia, mientras Mohandas Gandhique la violencia es el refugio final del Gobierno. Y, como no puede crearse ninguna energía sin resistencia, nuestra no-resistencia a la violencia del Gobierno debe ocasionar la paralización de éste”.

Para Gandhi el poder no está en los parlamentos sino en el pueblo: “La verdad es que el poder reside en el pueblo y es confiado por algún tiempo a aquellos a quienes elige como representantes suyos. Los Parlamentos no tienen ningún poder, ni aún existencia propia, independientemente del pueblo”.

Y sobre la base de dichos conceptos promueve la desobediencia civil a la que define como el punto donde se almacena el poder: “Imagínese a todo un pueblo dispuesto a no acatar las leyes dictadas por las Cámaras Legislativas y preparado para sufrir las consecuencias de su incumplimiento. Ello ocasionaría, sin duda, la paralización de toda la maquinaria legislativa y ejecutiva”.

Add a comment Leer más...

Crónicas del Noroeste V. Entre continuidad y discontinuidad.

Hay una magia hermosa que se expande desde la Navidad hasta el inicio de un nuevo año. Es una sensación de que es posible dejar atrás no sólo lo que nos ha hecho sufrir durante el año que termina, sino también lo que nos traba la vida en el presente. Es un tiempo de esperanza, de propósitos, de optimismo en la mirada y en lo mejor del alma.

Esperamos mucho del 2021. Esperamos, junto con el resto del planeta, la derrota del Covid, el fin de los confinamientos, encontrarnos con aquellos que queremos y abrazarnos sin miedo. Esperamos tiempos más serenos, con más salud, mejor economía y menos sobresaltos.

Los cubanos, además, esperamos otras cosas. Esperamos poder salir a las calles y decir en alta voz lo que pensamos sin el miedo que nos hace bajar la voz y actuar como el gorrión que “pica y mira para los lados”, esperamos unas calles llenas de gente feliz y no de agentes policiales listos para reprimir el menor “desliz”, esperamos disfrutar de esa sensación gratificante de pueblo adulto que lucha unido por construir un presente digno sin la tutela paternalista de un Estado que no acaba de entender que su función no es la de agente de control totalitario sino la de ayudar a los ciudadanos a ser cada vez más libres y capaces.

Bueno, realmente, ¿no lo entiende?

Una opinión.

No soy politólogo, ni sociólogo. No soy un profesional de los estudios sociales. Soy solamente alguien que vive en un contexto y tiene sus propias opiniones.

Yo veo, eso sí, a un grupo de poder que controla los destinos de mi tierra desde hace 62 años, y un país con un gobierno diseñado para mantener a una élite en el poder. Durante mucho tiempo creí que la motivación era solo esa: el gusto por el poder, el placer del protagonismo absoluto, unido, obviamente, al acceso a unas quasi ilimitadas posibilidades económicas. El dinero, ya lo sabemos, no da la felicidad, pero calma los nervios.

Add a comment Leer más...

Balance: pandemia, huracanes y dictadura

Al balance global del año en el mundo -pandemia y desastres naturales-, en nuestro caso se agrega la dictadura de Ortega, que los agrava.

En la medida que nos aproximamos a fin de año, los medios de comunicación y diversos análisis se encargan de realizar el balance de 2020. Y todos destacan a la pandemia del Covid 19, oficialmente declarada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) el pasado 11 de marzo, como el hecho dominante. En primer lugar, la pandemia fue mundial, superando el contagio a países dentro de un continente; en segundo lugar, demostró la fragilidad de la humanidad, cuando muchos pensadores destacaban el increíble avance tecnológico y dominio humano sobre la naturaleza; y en tercer lugar, a caballo entre desarrollo tecnológico y fragilidad humana, muchos señalan que hemos entrado en una nueva época, anticipando de golpe y porrazo la civilización digital, que redefinirá drásticamente cómo nos relacionamos en el trabajo, estudios, viajes y vida social.

Mientras tanto, en las consecuencias devastadoras de la pandemia se cuentan los muertos, contagios y el confinamiento, en otra manifestación de fragilidad humana, pues en la misma forma se combatían a las pestes que asolaban a los humanos hace siglos. La combinación del confinamiento y el cambio tecnológico, especialmente el teletrabajo y telestudio, han impedido que la economía mundial no cayera más, y sin embargo las consecuencias en términos de pobreza, hambre, desempleo y desigualdad son enormes, y nos advierten sobre nuevos conflictos sociales, económicos y políticos. Por diversas razones -y no solamente la pobreza, pues África y países de Asia estarían igual- la cuota de América Latina durante la pandemia en términos de muertos y contagios ha sido desproporcionadamente alta, y también la de Estados Unidos, no por pobreza sino por desatención del gobierno. Igualmente, severas son las consecuencias económicas y sociales en países de nuestra región.   

También, y de alguna forma vinculado a la pandemia, se ha puesto de relieve el cambio climático y sus consecuencias, entre ellas los huracanes que recientemente nos azotaron. Recientemente cité en estas páginas al poeta salvadoreño Roque Dalton, cuando con motivo del terremoto de Managua escribió que Nicaragua ha sufrido y sufre calamidades de la naturaleza y de la historia, entre ellas las dictaduras.

Add a comment Leer más...

Año 62 de la Era Castrista

Muchas personas no se percatan que los años pasan para los demás, no solo para ellos, y menos aún asimilan que hay países controlados por regímenes que llevan más tiempo en el poder que las décadas que tienen de vida. 

Cuba se encuentra en esa ignominiosa relación.  

El Totalitarismo, bochorno para muchos cubanos, arriba a los 62 años en el poder, igual a 744 meses y 22320 días una cifra espeluznante si apreciamos que la inmensa mayoría de la población tiene menos de 62 años, lo que significa que una cantidad significativa de isleños ha vivido bajo un mismo régimen toda su vida. 

El poder castrista por su característica absolutista intentó y logró imponer en gran medida, las singularidades de una Nueva Era. Las creencias, valores, normas y ética fueron cambiadas dando origen al tiempo de los Castro. 

Conversaba al respecto con el poeta venezolano Abel Ibarra. Hablábamos sobre los cambios radicales que han sufrido, Venezuela y Cuba, después de la llegada al poder de esos dos singulares depredadores sociales, Hugo Chávez y Fidel Castro, sujetos que, por su gestión e influencia, han marcado de manera indeleble el antes, durante y después de ambos pueblos, amén de gobernar por largos años.   

Le decía a Ibarra que los cubanos deberíamos someternos a una especie de jornada de reflexión en la que contempláramos la Cuba antes del triunfo de la insurrección, el mandato revolucionario y las potenciales ocurrencias en el pos totalitarismo, con el objetivo de  conocer las transformaciones sufridas en todos los ámbitos por el sujeto cubano y en qué medida revertir lo negativo con vistas a ser mejores ciudadanos y un mejor país,  a lo que el poeta agregó que en su tierra ha ocurrido algo similar, porque sus compatriotas también han cambiado mucho,  lo que ha repercutido ampliamente en la sociedad nacional.

Add a comment Leer más...